Cosecha Maíz Tardío

Maíz tardío: La Tijereta, en el podio de rinde en la zona núcleo

El híbrido LT 720 VT3P se ubicó entre los más rendidores, en un ensayo que hizo el INTA Pergamino en la campaña que acaba de terminar, con 13.417 kg/ha. Aquí, todos los detalles.
LT

 

La prestigiosa estación experimental del INTA Pergamino hizo una serie de ensayos con híbridos de maíz sembrados en fechas tardías en la campaña 2019/20 que recién finaliza. El segundo material que más rindió fue de La Tijereta: el LT 720 VT3P, con 13.417 kg/ha.

Primero se ubicó un híbrido de Dekalb, de acuerdo al informe sobre estos ensayos elaborado por el reconocido Ing. Agrónomo, MSc. Gustavo Ferraris.

El experto indicó que “la siembra en fechas tardías lleva pocos años en la región, pero se han desarrollado genotipos y perfiles genéticos apropiados a ese sistema que han permitido un salto notable en los niveles productivos”.

 
Por su parte, el ensayo explica que el híbrido LT720VT3P, implantado el 6 de diciembre, superó en 1.967 kg/ha al promedio de los 26 materiales sembrados en el ensayo, y estuvo solo 56 kg/ha por debajo del rinde más alto. 

 

Según el especialista, la siembra de maíces en fechas tardías se consolidó en los últimos años en la zona núcleo por varios factores, entre ellos los siguientes: el control genético de las plagas (como la tecnología que contiene el LT 720 VT3P, que le confiere resistencia a los ataques de insectos de parte aérea y subterránea) y la posibilidad de estabilizar los rendimientos.

El trabajo del INTA Pergamino muestra que, en los cultivares líderes, el diferimiento de la fecha de siembra, no afecta prácticamente su rendimiento potencial. En algunos casos, hasta superó la productividad que logran los materiales sembrados en fechas tempranas. 

“Hay varios atributos de la genética que le confieren a los híbridos destacados una buena adaptabilidad a las siembras tardías, como la fortaleza de raíces o de caña”, indicó Ferraris.

Agregó que se trata de características clave, ya que “luego de la madurez fisiológica estos maíces quedan en pie durante mucho tiempo hasta el momento de la cosecha.

Justamente, el LT 720 VT3P tiene, entre las características destacadas por el informe, un vigor “muy alto” junto con nulos vuelco y quebrado. 

 
En correlación con el alto rendimiento del híbrido de La Tijereta se encuentra su densidad de siembra, que en este caso alcanzó un logro de 78.570 plantas por hectárea en el ensayo del INTA Pergamino.

 

Al respecto, el investigador explica que la densidad óptima de siembra de cada material debe estudiarse y depende de varios factores, como pueden ser el tamaño de planta y la tolerancia a la competencia entre las mismas plantas, entre otros. 

Agrega que un aspecto sustancial a considerar es la interacción de la densidad con la nutrición nitrogenada. 

En este sentido, uno de los puntos que deja en claro el informe del Ing. Ferraris es que, a pesar de que en fechas tardías haya una mayor disponibilidad de nitrógeno en el perfil, el cultivo crece más rápido por las mayores temperaturas y por ello debe tener asegurada más dotación del nutriente desde etapas tempranas. 

En este contexto, el potencial y la estabilidad de los híbridos de La Tijereta vuelve a quedar demostrado. ©

 

This browser is no longer supported. Please switch to a supported browser: Chrome, Edge, Firefox, Safari.